Reflexión: Cuando la flojera llega así de esta manera...

sábado, 4 de julio de 2009 |


1 de Timoteo 1, 6

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos”.

Saludos muy cordiales y amados lectores de este espacio. Hoy Dios me usa para sacudir un poco a quienes han caído en ese espíritu de pasividad, queja y pereza mental y espiritual. Ojo con eso, que debemos estar alertas a estas manifestaciones sutiles que como dice la canción
“cuando llegan así de esta manera uno no se da ni cuenta”.

Son varias veces en que me ha pasado que cuando menos pienso me veo sorprendida por un letargo, una pereza, un no sé que, en un no sé donde que si no decido pararme y mojarme la cara, arrodillarme y pedir Dios por fis quítame esto, pues obvio que me vence la flojera física y como es normal el espiritual que está más débil.

El postergar las cosas hasta la última hora es prima hermana de la pasividad y estos gemelos atacan juntos con todo su poder.

La palabra dice, “perezoso mira el ejemplo de la hormiga; mira lo que hace y aprende de ella. La hormiga no tiene quien la mande, ni jefe ni líder. Sin embargo durante el verano reúne todo su alimento y guarda su comida en la cosecha. Perezoso ¿cuánto tiempo permanecerás allí acostado? ¿Cuándo te levantaras?

Pues lectores, no se dejen atropellar por
esta sutil grieta de humedad, levántate lleno de entusiasmo. Pídele a Dios que avive el fuego que está en ti y que viene de él y su misericordia. Rechacemos la pasividad y la pereza, reconozcamos de antemano que podemos estar en ese trance pero que es hora de sacudirse los argumentos del enemigo para verte en ruinas, y dándote contra las paredes por no haber hecho lo que debías.

Actuemos con diligencia, con ánimo, con amor, llenos de positivismo y con la gracia y favor de Dios pues allí ya no hay nada ni nadie que te detenga. Dios no respalda perezosos, es más no los quiere y por eso es tan estricto en proverbios cuando habla de ellos.

Ojo, rechaza la flojera, el desanimo y el negativismo. Adelante aviva el don que hay en ti con oración, alabanza y confesando victoria en el nombre de Jesucristo. No olvides Efesios 5, 14-18 que dice "Despiértate, tu que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo. Mirad pues, con diligencia como andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto no seáis insensatos, sino entendido de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, antes bien sed llenos del Espíritu”.

Bendiciones mil…

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

Reflexión: Cambio implica nuevos pensamientos...

martes, 30 de junio de 2009 |

Romanos 12, 12

“Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendiemiento”

Cada cambio que se manifiesta en nuestra vida requiere una manera diferente de pensar y de abordar. Pues de lo contrario repetiríamos los errores día a día convirtiéndonos en parte de un círculo vicioso, gráficamente expresado con una serpiente tragando su propia cola.

Por ello una mente abierta a los cambios, implica una mente dispuesta a nuevos pensamientos, nuevas reacciones, nuevas, acciones. De el reconocimiento de un cambio de acciones depende el cambio de nuestros pensamientos, y eso es una obra que inicia Dios cuando nos ve dispuestos.


Ahora bien, ¿Qué se considera una mente normal para una persona cristiana? Hombre pues empecemos por recordar que lo que es normal para muchos que están en el mundo coco de la vanagloria, vanidad, ambición, avaricia, promiscuidad, adulterio, mentira, abuso, trata de personas sean niños o adultos, adictos y una infinidad de verbos destructivos para el ser que se me quedan en el tintero, pues no es aceptable para los hijos de Dios sin títulos ni juicios del hombre.
Para un creyente la preocupación, la confusión o el desespero no es normal. Aunque es muy humano no debe ser normal ya que prueba la fe del ser.

El pensamiento negativo es una manera de pensar que no corresponde a un cristiano o aquel que dice serlo. Pues eso se confabula con el corazón y de su abundancia habla la boca que declara la derrota de lo que ni siquiera has empezado. Atas con tu boca dirigida por tus pensamientos la perdida de tus batallas.

Dios nos ha mostrado muchas veces que cuando tenemos pensamientos hostiles, odiando y juzgando a otros con resentimiento y falta de perdón, estos pueden causar mucho daño. Lectores, tenemos la oportunidad de tener pensamientos positivos, amorosos, destacando lo bueno de los demás y no sus defectos, de creatividad y acciones productivas, de aprecio y respeto hacia los demás, de dominio y reacciones inteligentes ante las tentaciones, de oraciones de fe.

Por ello partamos de ser consecuentes con lo que predicamos como cristianos y no seamos parte del montón que cree engañar a Dios. Como, usando los pensamientos sabiamente, poniéndonos en los zapatos del otro y pensar como Jesús pensaría o reaccionaría. Obvio que eso no coincide con la vieja criatura que existía en ti, pero si con ese deseo de que los cambios generan crisis, pero que depende de tu pensamiento sabio o necio el final feliz o triste de tu cuento.

Bendiciones

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

Saludos y bendiciones...

domingo, 28 de junio de 2009 |

Muy pero muy buen día, tarde y noche, lectores de este espacio de bendición para sus vidas... Quiero manifestarles mi alegría por volver y poder publicar nuevos artículos que espero sean de bendición para cada uno de ustedes..
Mil bendiciones y esta imagen es para ustedes... también la reflexión ¿Espirítu Santo? ajaaaa... que hallan a continuación de este post.


Para descargar la imagen, haces clic derecho en ella, guardar como y listo. Abrazos...



Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos,blogspot.com


Reflexión: ¿Espiritu Santo? aaaja...

|

Génesis 4, 7.


"Si tú haces lo bueno yo te aceptare, pero si haces lo malo, entonces el pecado te estará esperando para atacarte; te quiere dominar pero tu debes dominarlo a él".

Espíritu santo, mmm espíritu santo ajaaa.. Eso si… claro el espíritu santo y eso… ¿Pero quién es el espíritu santo en realidad?

Bueno, el espíritu santo es aquel que te habla cuando
estas por ahí, apresurado a realizar algo que no debes pues ha de tener consecuencias negativas en tu vida, es esa voz que retumba en el corazón diciéndote eeeey no, deja así, calla, habla, ora, no sigas o continua entre mil circunstancias más…

Es aquel que responde a tu oración en iluminación de alguna situación que ves oscura, el que te recuerda las palabras que debes hablar en un momento dado, el que entra en tu vida y hace la voluntad de Dios si y solo si tu se lo permites…

Es aquel que se alegra cuando te ve gozoso por ser una persona sabia y entendida, inteligente y sensata al permitirle a la sabiduría entrar a tu vida haciéndola parte de tu ser.

El espíritu santo es quien convence de maldad a cualquier ser humano, quien dirige tus emociones a la rectitud, es aquello a lo que muchos llaman consciencia, te fortalece el dominio propio solo si tú lo permites y existe una comunión con el permanente. O ¿crees que puedes tener una relación con alguien a quien no le diriges la palabra, o pedirle un favor a alguien que ignoras porque prefieres otras amistades? Supongo que tu respuesta es no.

Por ello establecer una relación directa con Dios a través de su santo espíritu es básico y fundamental para no hacer caso omiso a sus consejos y dirección y además escuchar lo que nos conviene; pues, asa como él se alegra y clama con gemidos indecibles a Dios por tus peticiones, también se entristece cuando tu te haces sordo, cuando tu corazón es duro como una piedra, cuando desvías tus pensamiento y proceder a lo desagradable a Dios y a los hombres justos.

Hacerse sordo a su voz no es nada difícil es más, es muy cotidiano. Mientras estas viendo las noticias, mientras estas entretenido viendo algún partido de futbol o simplemente cuando estas cansado y solo quieres dormir pero, Zaz ahí está, ahí aparece esa voz hermosa que te habla y te remuerde. Te dice “oye tu, acosado, preocupado o deprimido, conversemos un ratico, ora, habla conmigo. Pero aunque sabemos que debemos obedecer y nuestro espíritu está dispuesto pero la carne es débil, preferimos hacernos los sordos como si pudiéramos engañar a Dios, le subimos más volumen al televisor o seguimos en la actividad cantando como niño grosero “tengo oreas de pescado, no oigo”.

Sin embargo queremos respuestas inmediatas, queremos ser atendidos sin previa cita cuando estamos urgidos. Queremos que las cosas salgan a pedir de boca y abrimos puertas al enemigo al dudar de la respuesta y el poder de Dios.


Recordemos queridos lectores que no es con espada, ni con ejército, es con su SANTO ESPIRITU, pues en nuestras fuerzas nada podremos lograr. Y el espíritu de Dios amado es el amigo y consolador que dejo Jesucristo al subir a los cielos en la resurrección. Él es quien nos concede dones, talentos, ministerios, como el amigo que al querernos nos hace regalos que sabe que vamos a apreciar. El es la sabiduría misma, esa de proverbios y salmos. Aquel que cuando en el principio Dios creo los cielos y la tierra ya aleteaba sobre las aguas.

Que Dios les bendiga lectores, hermanos y amigos...


Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogpot.com