Dios te dice: Vuelve a casa. No dejes de ver este vídeo, El te quiere hablar!

jueves, 7 de febrero de 2013 |

Lucas 15/ 17-20


“Entonces volviendo en sí, dijo: “¡Cuántos jornaleros en la casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y ante ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.” Se levantó y fue a su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre le vio y tuvo compasión. Corrió y se echó sobre su cuello, y le besó.”


Como Cristianos tenemos altas debilidades y es muy fácil sentir deseos de irnos al mundo y sus placeres. Todo empieza de manera muy sutil, rodeándose de personas que no son temerosas de Dios hablando de cosas vanas. Abriendo puertas...

La oración, estudiar la biblia y congregarse empieza a ser un estorbo y el cristiano que se levantaba de madrugada a adorar a Dios, que obedecía y se dolía cuando pecaba contra EL, que temía desagradarle se entenebrece y los dones y gracia que Dios puso se van opacando cuando las prácticas que Dios no aprueba se hacen presentes en esa vida. 

Aparece la justificación buscando la aceptación de Dios frente a lo que sabemos que está mal. Hemos aprendido que las desgracias que provoca el pecado no son castigos divinos sino resultado de las malas acciones que siempre acaban mal, así que la mejor salida para evitar ser molestados es abandonar la iglesia, abandonar la relación con Dios y escoger otro mundo el cual no pide obediencia, todo es accesible, lleno engaños, pecados de la carne, adulterio, fornicación, alcoholismo, adicciones, una libertad desenfrenada que lleva al fracaso etc. 

Tras una vida de derroche y libertinaje, reflexionando acerca del provecho personal en el mundo, haciendo un balance de que ha de traerte mayor bienestar, si regresar donde el padre o seguir por tu cuenta, es importante que sepas que Dios es aquel padre de la parábola enseñada en la biblia, y te recibirá en sus brazos si vuelves a Él con un corazón racionalmente arrepentido, sin el único interés sino de ser aceptado de regreso con un perdón incondicional. Dios se duele de tus fracasos y quiere que le entregues nuevamente las riendas de tu vida.


No dejes de ver este Vídeo! Dios te habla Hoy-


Por: Paula Andrea Vega
Para.  levantatusmanos.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....