Oración para cuidar tus palabras

jueves, 6 de mayo de 2010 |

1 de Pedro 3:10

"El que quiera amar la vida y gozar de dias felices, que refrene su lengua de hablar mal y sus labios de proferir engaños"


Padre celestial y creador del cielo y la tierra, en el nombre de Jesús, hoy quiero hacer un compromiso contigo, y te pido me ayudes a cumplirlo. Quiero apartarme de las palabras ociosas y las vanas habladurías. De la murmuración, reniego, quejas, crítica y las burlas. No quiero ser presa de mi boca y por ello te pido pongas vigilantes a mis labios, para que no salgan palabras de muerte sino de vida.

No dejes que mi boca me haga pecar ni que mi corazón se apresure a decir palabras ante ti, que luego no he de cumplir. Perdona toda palabra necia salida de mi boca, toda palabra dicha a la ligera y sin prevención.

Tal como lo hiciste con el profeta Elías, te pido que toques mi boca con un carbón encendido y yo sea limpio, pues con la boca con que te alabo también he maldecido. ¿Y cómo puede dar una fuente agua dulce y salada a la vez?

Señor, sé que tú me cuidas con amor y ternura y siempre estas a mi lado, que no das sueños a tus ojos para guardar mi entrada y mi salida, que no me dejas caer. Deléitame Jesús en ti, en tu unción. Quiero hablar cosas excelentes y abrir mis labios para cosas rectas, quiero hablar verdad y detestar las cosas perversas y torcidas. Pongo mi mente en las cosas honestas, virtuosas, justas, amorosas, me concentro en ser una persona digna de ser llamada tu hij@. Quiero ser hacedora de tu palabra y no una oidora más, para ser bendecida en todo lo que hago.

Sé que tengo muchas fallas, y suelo ignorar mis promesas y propósitos, pero a partir de hoy quiero cambiar. Dame la fuerza en tu Santo Espíritu y guarda tus consejos en mi corazón, para habitar en tu palabra y que ella habite en mi. Llevo mis pensamientos sujetos a tu dirección y exalto a Jesús, que es sobre todo nombre, el autor y consumador de mi fe.

Gracias Padre, gracias Hijo, gracias Espíritu Santo, porque soy libre de ansiedades, mi corazón es tuyo y de su abundancia hablaré diciendo que camino, en la paz que sobrepasa todo entendimiento. Amén.

Autor: Paula Andrea Vega
levantatusmanos.blogspot.com

3 comentarios:

EscritosdelSilencio dijo...

¡Excelente y linda oración!

Bendiciones,

Brendaliz

Noemi dijo...

Me gustó mucho esta reflexión, que Dios les siga bendiciendo grandemente.

www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

Rebecca dijo...

hola Paula,
una oración para rezarla todos los días, no olvidarse de que somos pecadores, y siempre estar pendientes de Dios Todopoderoso!


un fuerte abrazo^^

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....