Reflexión: ¿Mal? naaa, lo que viene es bendición...

sábado, 1 de agosto de 2009 |


Romanos 8:28


“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”


En ocasiones nos preguntamos por qué nos ocurren ciertas cosas que a nuestro entender no son justas ni tienen sentido. Hay momentos que en el medio de la batalla y de la prueba empezamos a cuestionar y a juzgar a Dios, y no tomamos un tiempo para darle gracias a Dios por lo que nos sucede, porque El nos dice en su palabra que todo obra para bien al quien lo ama.


Cuenta la historia que un pájaro se refugiaba a diario en las ramas ya secas de un árbol en medio de una llanura desértica.

Un día varias ráfagas en un ciclón arrancaron el árbol de raíz. Esto obligo al pájaro a volar 50 km en busca de otro refugio.

Después de mucho volar, y atravesar violentas tormentas y al ardiente sol, aquella ave por fin encontró un frondoso bosque de árboles cargados de frutos, verdes y gigantes. Un sitio fresco, con ríos y variedad de especies. Incluso con aves de su especie que compartían muchas cosas en común y tenían propósitos muy similares a los suyos.


El pájaro se sintió satisfecho en su nuevo refugio. Desde allí miraba al cielo y daba gracias al creador, porque aunque sintió morirse cuando perdió su único hogar, ahora entendía el porqué de esa brusquísima situación. Hoy aún con sus alas cicatrizadas por los obstáculos de esa larga travesía podía determinar otros valores.


Sin la aparente calamidad, aquella ave hubiese seguido entre la aridez, incapaz de renunciar a su falsa seguridad. Se atrevió dadas las condiciones, en otras palabras obligada, a buscar otras tierras dejando atrás el pasado y la tristeza de su apego. El premio a sus esfuerzos fue un mejor lugar.

Por ello amigo, no te dejes enredar ni poseer por el desespero en momentos de aparente calamidad o del demonio del pesimismo y la conformidad.

Jovéncit@, aquel novi@ que te hace llorar y que sabes que no es para ti, déjalo ir. Dios muestra grandes evidencias de su voluntad para nosotros pero a veces las emociones por encima de la autoestima son más fuertes. No llores más, levántate y atrévete a buscar otros espacios, libérate de los apegos y la falsa felicidad. Para Dios todo tiene un para qué y no te preguntes el ¿porqué?


Eres hermoso para el creador y en sus manos somos vasijas en manos del alfarero. ¡Ánimo! Sigue adelante y ten presente como a tu celular en el bolsillo, que las grandes obras nacen de pérdidas, amplios deseos y de mucha constancia.

Lo que no sirve que no estorbe, lo que no da fruto se arranca de raíz. Y Dios sabe cuando tiene que actuar por ti para prepararte a un mejor estado de vida. De ti depende hacer caso omiso o volaaaaaaaar.

Siempre habrán motivos, novio, esposo, la familia, amigos, trabajo, y , presente en cada situación. Ningún problema es más grande que Dios, a quien debes considerar tu MEJOR AMIGO.

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com


4 comentarios:

*©¥ŅďĪ* dijo...

gracias amiga son de mucha bendicion y si la verdad nos aferramos y afligimos cuando pasa algho , sin darnos cuenta que Dios nos quiere llevar a mas o algo mejor....

escritosdelsilencio dijo...

Precioso mensaje.
Me encantó la ilustración que utilizaste del pájaro. A veces nos pasa así, pero que bueno que existe gente como tu en el mundo.
Que nos sigen recordando las maravillosas obras de nuestro Creador.
Recibe un gran abrazo de mi parte,

Brendaliz

Paula Andrea dijo...

Abrazo recibido y devuelto... gracias por tus palabras que ayudana a fortalecer el msnisterio con el cual nme he omprometido con Dios y es llevar su plabra a los rincones de la tierra a traves de este espacio.
bendicioones

Paula Andrea dijo...

Ondy... de acuerdo contigo.. se trata de romper con paradigmas conformistas y atreverse a cambiar lo que no atan a falsas emociones guiadas por el corazón.

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....