Reflexión: Resucita del dolor y sé nueva de verdad pa' Dios...

miércoles, 15 de julio de 2009 |


Salmos 31. 9-10

"Ten misericordia de mí, oh Jehová porque estoy en angustia, se han consumido de tristeza mis ojos, mi alma también y mi cuerpo. Porque mi vida se va gastando de dolor y mis años de suspirar..."



Durante una de las tantas guerras que han habido en el planeta, un día un soldado llegó malherido y sin sus dos piernas. Ya en cama del hospital, día a día se iba curando del cuerpo más no del alma.

No hacía más que maldecir y renegar por su condición, no colaboraba con los médicos y enfermeras que lo atendían. Permanentemente pensaba en el suicidio como alternativa de consuelo y liberación del sufrimiento.

Después de un buen tiempo, a su cama se acercó otro paciente que empezó a cantar una bella canción, con la guitarra. El soldado amargado, no se inmutaba, hacía caso omiso y lo miraba receloso. Sin embargo la escena se repitió varias veces, hasta que se entabló el siguiente dialogo:

- Oye tu... si tú... ¿te molesta que venga a tocar?
-No, que va.. si ya creo que hasta me gusta.

- Y... entonces ¿por qué no sonries para saber al menos que esta vivo?
El soldado muy indispuesto y con un nudo en la gargante le respondió:

- Yo no estoy vivo, y aunque me veas respirar, estoy muerto por dentro, no quiero estar aquí... no se porque no morí aquel día ... cuando duermo veo a esos infelices que detonaron aquella granada.. los veo persiguiendome y despierto bañado en sudor...

A lo que el paciente músico respondió:


- Disculpame pero, si tu quieres puedes resucitar... así com
o alguien que sufrió peores dolores que tú, y que además lo mataron hace mal de dos mil años...

- Si claaaro.. para ti es muy facil venir aquí a decirme esas cosas, no sabes lo que se siente estar aquí en esta cama, soportando la lastima de los demás, siendo una carga ... si tu fueses yo pensarías de otro modo y me dejarías en paz.

-Mmmmmm... Bueno pues dejame contarte que eso no paso hace muchos años que digamos. El músico sin asomo de perturbación se subió las botas del pantalon y exortando su atención le dijo !Mira!..

El soldado giro su cabeza y se vio sorprendido al descubrir dos prótesis en lugar de dos piernas de verdad.

Lloró inconsolable, renegó, maldijo, reclamó contra su almohada, para luego sentirse liviano y reconocer que tenía invalidada el alma pero no su cuerpo. Que no era el único en esas condiciones y que aquel músico con prótes
is era un ser usado por Dios para decirle que allí no se acababa su vida, pues apenas empezaba pero esta vez desde otra perspectiva.

Lectores, cuantas veces hemos podido sentir esa inhabildad para hacer cosas por el hecho de no poseer en apariencia las capacidades.

Por ello hoy Dios nos dice que así como aquel músico, muchos a pesar de los limites y obstaculos para alcanzar la meta son perseverantes y positivos en las adversidades.

No todo ha terminado, de nosotros depende la actitud de sentirse vencidos sin haber siquiera hecho un esfuerzo, o levantarse y
sin complejos tomar las riendas de los problemas siempre con el respaldo de aquel que dió su vida por nosotros hace más de dos mil años y que resucito sin rencores, lleno de amor y victorioso sobre la maldad del enémigo, Jesucristo.

Es normal llorar y sentirse miserable por un momento, pero jamás permitas qe eso sea parte de tu proceder. Resucita del dolor y sé nueva pero de verdad pa'Dios.

Mil bendiciones...

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

7 comentarios:

tamar dijo...

gracias, muchas gracias querida Andrea habemos muchos mutilados no fisicamente pero si el alma pero no debemos olvidar que el que esta en nosotros es suficientemente poderoso para sanar, liberar y restaurar.
Un abrazo amada en Cristo.

diego dijo...

dufucultades hay, pero uno debe posar sus ojos en ellas ...debe ver lo que Dios desea en este momento con esta Circunstancia y que es El quien tiene el sarten por el mango.

Bendiciones para tu vida, un abrazo.

Au revoir.

escritosdelsilencio dijo...

Paula:

¡Qué preciosa reflexión! Realmente ministra a nuestras vidas de forma especial. Gracias por compartirla.

Abrazos fraternales,
Brendaliz

:::CRISTOADICTO::: dijo...

Paula:

Feliocitaciones y muchisimas bendiciones por el blog, lo encontré navegando por otros blogger cristianos.

Sobre la reflexión, pues, muy linda, una linda verdad, y como decía alguien anterior a mi, Dios tiene el sartén por el mango, nosotros tenemos el sartén por la parte caliente y por eso nos quemamos una y otra vez.

BENDICIONES
Shavy

Paula Andrea dijo...

Buen punto.. el sarten por el mango es una analogia apta para este mensaje...
Dios sí sabe como es, nosotros enaltecidos por gloria o por rabia jamás podremos en nuestra vulnrabilidad humana tomar el mango y eso nos garantiza la victoria...

Paula Andrea dijo...

Brendaliz. un gran saludo...mil bendiciones y para Dios es la gloria y la honra aqui y en la china jajaja.

Vega dijo...

Siempre con la mirada fija en Cristo, podremos seguir adelante. Su poder nos sostiene.
Un precioso texto el de hoy y muy edificante. Me despido hasta la vuelta de vacaciones, espero seguir contando con tu amistad virtual a mi vuelta.
Dejo escrito en mi blog un poema de despedida hasta Agosto.
Un abrazo y bendiciones del Señor.

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....