Reflexión: Es creer en Dios y Creerle a Dios...

martes, 7 de abril de 2009 |



Muchas veces decimos de labios para afuera que creemos grandemente en el poder de Dios, pero en nuestro corazón existen aún dudas y temores de lo que manifestamos. Y nos preguntamos pero porque no me responde, que estoy haciendo mal, le decimos hagase su voluntad pero hacemos la nuestra en el afán de una respuesta. E allí nuestro hombre fuerte enseñoreandose, el saltando de alegria y alejando la gran bendición que estabas a punto de alcanzar, dado que nuestro proceder genera situaciones malas de las cuales no es culpable Dios, o buenas de las cuales es la misericordias de Dios que nos cobija.

Por ello es importante tener como base un secreto a voces: CREER. ¿Que es creer? tener confianza plena en alguien o algo, anclar por encima de las circunstancias las esperanzas en este caso en Jesucristo que es el hijo de Dios.

¿Que es fe? Está en la Biblia, Hebreos 11, 1 "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, y la convicción de lo que no se ve". Creer y tener fe vienen a ser un sólo concepto, la clave esta en apropiar lo que dice Dios en su palabra y aplicarla.

Si no crees no hay nada, porque creer es un verbo de acción, yo creo o no creo, yo dispongo mi corazón para escuchar lo que me dice el Espíru Santo de Dios o sigo sordo ante su llamado o alerta. Ahora creer no es facil y menos creer en algo que no ves. Por ello si lo que quieres es la respuesta de Dios no la razones, no lo cuestiones, ora a Dios, habla con él, cuentale tus cosas, llora y desahogate con él y no con tu amigo de carne y hueso. Busca la biblia y leéla pidiendo al Espíritu Santo discernimiento, deja que actúe y busca de él. Porque aunque no lo veas él esta alli, a tu lado esperando que no seas más indiferente a su amor y a su preceptos establecidos en tu vida. No cuestiones a Dios.

Cuando eras inconverso buscabas a un brujo o lector de cartas, o del chocolate y todas esas cosas y no lo cuestionabas, pagabas lo que fuese y te aplicabas aguas e inciensos sin saber su origen. Pero a Dios que no hay que pagarle nada y solo necesitas creerle, a ese si le reclamas, reniegas y hasta denigras de su existencia.

Si crees en el amor de Jesucristo puedes estar seguro, convencido, confiado en que como dice el salmista en el salmo 3, 5 "me voy a dormir tranquilo y se que despertaré, porque el señor me protege. Por eso no me asustaré aunque miles me rodeen para atacarme".

Bendecido...

Autor: paula Andrea Vega


2 comentarios:

mividasinmi dijo...

que buen blog.!!!
que fabuloso. que palabras tan sabias.
me encanto
tu frescura y tu transparencia...
gracias por escribir en mi blog de verdad se le agradece...
ya nos estamos visitando entonces
que te vaya bien
Dios te bendiga

EN LUGARES DE DELICADOS PASTOS dijo...

PAULA ANDREA, QUE BLOG TAN LINDO QUE DIOS TE SIGA BENDICIENDO, TE VOY A COLOCAR ENTRE MIS BLOGS AMIGOS, (REBECA ) EN LUGARES DE DELICADOS PASTOS.

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....