Película: José, hijo de Jacob...

jueves, 21 de febrero de 2013 |

José fue el undécimo hijo de Jacob y primogénito de Raquel (Gn. 30:22-24). Su historia ocupa los capítulos 37, 39-50 del libro de Génesis. 

Nació en Padán-aram (Mesopotamia) seis años antes del retorno de Jacob a Canaán (Gn. 30:25; cfr. Gn. 31:41), cuando Jacob tenía 90 o 91 años. El favoritismo paterno hacia él provocó la envidia de sus hermanos quienes pensaron en darle muerte, y al final lo vendieron a una caravana de mercaderes que se dirigía a Egipto. Lo compra por Potifar, oficial de la guardia de Faraón (Gn. 37). 

Su encarcelamiento por el despecho de la esposa de Potifar, que no consiguió seducirlo (Gn. 39), el sueño del copero y panadero de Faraón, encarcelados con él (Gn. 40), el doble sueño de Faraón y su interpretación por José, anunciando siete años de prosperidad y siete de hambre, junto con su ascensión a primer ministro de Faraón (Gn. 41). La llegada de los hermanos de José para comprar alimentos, y los tratos de José con ellos, para inducirlos al arrepentimiento (Gn. 42-45). La emigración de Jacob y toda su familia a Egipto y su establecimiento en la tierra de Gosén bajo la protección de Faraón y de José (Gn. 46-47).Las bendiciones y muerte de Jacob (Gn. 48-49). Y la muerte de José (Gn. 50). 

Esta es la historia de José. Un llamado a la confianza en Dios. Como José muchos pasamos momentos de gran dolor, y sentimos gran injusticia cuando aparentemente los malos se salen con la suya. Pero,Dios siempre tiene un propósito para los que le aman, nada es por casualidad si de su mano caminamos.





Lo que ha sido mal habido, algún día será perdido!

lunes, 18 de febrero de 2013 |

Job 4-8:   Por lo que yo he visto, los que aran iniquidad. Y los que siembran aflicción, eso siegan. 

Cierta vez un lobo, después de capturar a un carnero en un rebaño, lo arrastraba a su guarida. Pero un león que lo observaba, salió a su paso y se lo arrebató.

Molesto el lobo, y guardando prudente distancia le reclamó: -- ¡Injustamente me arrebatas lo que es mío !

El león, riéndose, le dijo: -- Ajá; me vas a decir seguro que tú lo recibiste buenamente de un amigo.
Moraleja: Lo que ha sido mal habido, de alguna forma llegará a ser perdido.


Muchas situaciones son el resultado de nuestras propias acciones, pero fácilmente se cae en buscar responsables de lo que hoy estamos viviendo, fácilmente se cae en reclamaciones sin argumentos como, aquel lobo, el cual se sentía dueño de algo que el mismo había arrebatado, y su corazón y mente estaban entenebrecidos con ese pensamiento erróneo. 

Cada cosa que hacemos o permitimos que se haga a nuestro alrededor tendrá efectos tarde o temprano para con nosotros mismos o para los que nos rodean. Nuestros actos definirán en gran parte el rumbo de nuestras vidas. 

Detengámonos a reflexionar y pidamos a Dios, que nos muestre las áreas de nuestras vidas en que nos han arrebatado algo, pidamos que nos muestre  cual es e propósito de esa perdida y si hemos adquirido algo mal habido confesemos como manda Jesús en 1 de Juan 1:9. y pidamos perdón a Dios,  El, que es un Dios fiel y justo para perdonar sabrá actuar. 

Todos lo días siembra: Tiempo con Dios y los que amas, detalles especiales, palabras cariñosas, cortesía, solidaridad. Siempre, a donde vayas, siembra semillas, y cuando llegue el invierno podrás cosechar porque sembraste en otoño; y cuando venga el verano vas a cosechar porque sembraste en primavera. No dejes de sembrar. Y no exijas cosecha cuando has dejado atrás tus semillas sin germinar.

Por: Paula Andrea Vega
Para: levantatusmanos.blogspot.com
Imagen: arteencristo.blogspot.com