El poder de un padre que ORA

viernes, 13 de abril de 2012 |

Antes de tener una relacion cercana con Dios y descubrir que su fidelidad es real, como padres tenìamos preocupaciones y temores por la protección de neustros hijos,  dado que siempre queremos que esten blindados contra cualquier cosa que amenace su integridad fisica y espiritual.

A medida que han ido creciendo  hemos venido orando por cada situaciòn que se presenta y pedimos que nos muestre las necesidades por las cuales tenemos que clamar  en sus vidas. Alli esta el PODER, en  la ORACIÒN, en la intercesion que hagamos como padres.  Dios responde las oraciones y sus promesas son cumplidas.

Nuestros hijos en medio de otros han sido librados y fortalecidos en momentos de incertidumbre. Y han sido destacados No por ser Ellos sino, por que tienen algo especial y se llAma GRACIA de DIOS. Pues como padres todos los dìas pedimos que sean protegidos y levantados en victoria. Creciendo en gracia ante Dios y ante los que les rodean.

Pongamos cada detalle  de la vida de nuestros hijos en las manos màss amorosas y capaces, las manos de Dios. Nunca es demasiado tarde para que empieces a orar por ellos.

Oraciòn para Protecciòn:

Padre Nuestro que esta en  los cielos, en el nombre de  nuestro señor Jesucristo pongo a (nombre de tus hijos) para que seas tu mandando angeles acerca de ellos que guarden todos sus caminos. En las manos los lleven y sus pies no tropiecen en piedra (salmo 91: 11,12).
Protegelos en su integriudad fisica y espiritual, que su cuerpo, mente y emociones sean blindadas contra cualquier daño. Pido que (ellos)  tu los protejas  de accidentes, incidentes, malas personas o de cualquier abuso. Que los lleves y traigas bien a casa y sean siempre habitando al abrigo del atisimo, en la sombra de tus alas.

 Libralos de cualquier mala influencia que venga contra ellos, y mantenlos siempre en tu amparo. Guardalos contra cualquier peligro escondido  y no permitas que sean expuesto a situaciones que pongan en riesgo sus vida.

Porque tu palabra dice que ningun arma forjada contra ( ellos) prosperara y auqnue anden en valle de muerte no temeran ningun mal porque tu estas con ellos. protegelos contra la violencia que hay alrrededor, bendito seas porque has hecho maravillosa tu misericordia en ciudad asediada. Guardalos y mantelos a salvo en todo lo que hagan. Amèn.


Citas biblícas para fortalecer la oraciòn: Salmo 18, 48. Salmo 31, 21. Salmo 91, 1-2. Isaìas 43,2. Isaìas 54-17. Salmo 91-9-10. Salmo 4-8, salmo 91: 11,12

Autor: Paula Andrea Vega
Inspirada en "El poder de los padres que oran"
de  Otormie Omartan.