REFLEXIONES: POR AMOR A LA VIDA, A LA HUMANIDAD, A TUS HIJOS Y TI MISMO.

lunes, 23 de agosto de 2010 |

Genesis 1: 15


"Tomo pues Dios al hombre y lo puso en el huerto de edén, para que lo labrará y lo guardase"


Dios nos mando a ser mayordomos de la tierra, de la creación, a administrar con responsabilidad la creación. Sin embargo en medio de esa supervivencia la necesidad básica humanamente se ha convertido en ambición y codicia. El hombre se ha pervertido por amor al dinero. Los suelos son expuestos a agentes altamente contaminantes para extraer oro, plata, cobre y demás minerales que hacen ricos a unos cuantos a costa de la vida y la miseria de miles. La contaminación radioactiva que se manifiesta a través de la explotación de los recursos mineros, hacen que contaminemos aún más nuestra tierra.  ¿Sabias que un solo anillo de oro equivale a 18 toneladas de desechos tóxicos?

La minería contamina ríos, y el agua es nuestro tesoro más preciado. Poniendo una grano de arena nosotros mismos, somos buenos mayordomos de la tierra, del planeta. Contribuyamos a cuidarlo de corazón, de igual forma sino, eso también lo enjuiciará Dios. Nuestra responsabilidad esta en sumarnos al cuidado y preservación de lo que Dios un día nos creo con tanto amor

Te invito a que veas este video que contribuye a concientizarse de la necesidad de ser parte activa al cuidado de la tierra, miles de voces que queremos preservar y cuidar la creación de Dios. Hoy es en Argentina, mañana puede ser en tu país si es que ya no es victima.



Autor: Paula Andrea Vega
para: levantatusmanos.blogpsot.com