27 de Noviembre, un año más de vida...

sábado, 28 de noviembre de 2009 |


Un año más de vida, tantas y tantas experiencias vividas, y tantas y tantas por vivir...

Lagrimas, risas, gozo, alegría, mentiras y verdades, ausencias y soledad, amigos estables y los efimeros, desengaños e ilusiones, ansiedades y respuestas, vaso de agua fresca para unos y vacio para otros, indesiciones y seguridad, rencillas y abrazos, caricias y desdenes, amores y odios. Todo un ser humano moldeable en la manos de Dios con mi dispocisión.

Desepciones, bellas sorpresas, caminos dificiles y recorridos con diligencia y temores, respaldo divino de un solo rey... desde siempre y para siempre bendecida aún sin saberlo, Dios allí siempre listo...

Solo puedo decir gracias a Dios por permitir en mi vida tantas bendiciones y las que vienen, gracias a mis amigos por sus felicitaciones, gracias a mi familia por su amor y apoyo, gracias a los lectores firmes y fugaces de este espacio, que permiten que no desfallezca en el ministerio en la red.

Gracias Dios por tenerme donde estoy, por mis logros y mis penas, por mis errores y por mis aciertos, en el lodo el me saca y me lava perfumando mi existencia para seguir a mi lado, y en la cima cuida mis pies para no tropezar ni caer.

Heme aquí movida por un sentimiento divino de gratitud y felicidad y por un deseo interior de diversión y compartir muy humano... que Dios dirija mi ruta por siempre... un año más de vida en mi caminar, mis deseos, mis anhelos, y lo que sigue lo llevo sujeto y cautivo en pensamientos, y acciones al creador.

Y ahora si .. a comer torta porque "15" años no se cumplen todos los días jajajaja...

Autor: Paula Andrea Vega
levantatusmanos.blogspot.com

Reflexiones: A callar eeee...

viernes, 27 de noviembre de 2009 |

Proverbios 30. 32-33

“Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer mal, pon el dedo sobre tu boca. Ciertamente el que bate la leche sacara mantequilla, y el que recio se suena las narices sacará sangre; y el que provoca la ira causara contienda”.

“Que aquel es un hombre cristiano y vea como se porta, su testimonio es prepotencia. – sí pero es que el esconde su falta de conocimiento en esa arrogancia, ya hay quejas- aja si yo escuche que bla, bla, bla, bla…”

Regularmente cuando nos empeñamos en criticar algo o a alguien, en grupo o individualmente, podemos decir que de manera inconsciente terminamos exaltando y poniendo como única verdad lo que nosotros pensamos creemos o decimos. Sin tener en cuenta que en este proceso podemos resaltar la vanagloria, herir o destruir a otras personas y en el peor de los casos generar discordias o contiendas. Por eso el señor es claro y pide que miremos él como hablamos, decimos y a quien lo hacemos.

Porque si se habla para vanagloria aunque aparentemente no es el objetivo, entonces es mejor callar, dado que solapadamente estamos exaltando lo nuestro y quitando los meritos de los demás. Terminamos destruyendo al otro para exaltar lo de uno. Reconociéndose tácitamente la gloria y honra para sí mismo pues.
Ahora bien cuando hablo de empeñarnos en criticar, me refiero no solamente a proponernos a hablar del otro, también es cuando nos enredamos en las conversaciones de otros, donde el juicio sabe a miel en la boca porque los argumentos son razonables. Esta situación es muy sutil y sin querer queriendo terminamos haciendo parte de argumentos de corrillo, de pasillos, que de un modo u otro pueden causar en cualquier momento un conflicto.
Tengamos cuidado en no caer en ese proceder cotidiano y hasta habitual de los demás, más si somos cristianos. Debemos dar testimonio de luz, de transparencia, y si es de opinar que sea con el directamente implicado, no a sus espaldas. La boca Dios la hizo para alabarlo y hablar en bendición, para bendecir, para hablar bien, para construir y no para destruir.

Dios es claro, preciso y conciso “el que bate la leche hace mantequilla y el que se suena duro la nariz le saldrá sangre”. El que murmura, y hace parte del combo de los jueces de un escenario cualquiera, ya sea en el trabajo, la familia o los amigos tendrá su respuesta tarde o temprano. Sé que es muy fácil caer en esto, y por ello es importante poner la palabra de Dios por obra, por verbo, por acción. Así que como dice la palabra de Dios “Pon el dedo sobre tu boca y callar”.

Autor: Paula Andrea Vega
levantatusmanos.blogspot.com


Testimonio de Hayati

jueves, 26 de noviembre de 2009 |

Respuesta de una mujer musulmana quien desesperadamente y con mucha fe oró a Dios el día del Tsunami de tailandia y su suplica fue respondida. Fue protegida ella y sus acompañantes.

Reflexión: ¿Cual es la visión que tenemos de la realidad?

miércoles, 25 de noviembre de 2009 |


Proverbios 4: 23


"Y sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida"

La realidad es muy subjetiva aun cuando hablamos y creemos ser objetivos de tajo. La realidad viene de la percepción de tu ambiente y tus pensamientos. Lo que para mí es real puede que para ti no lo sea. Ahora bien, como pensemos y tengamos nuestro corazón, así mismo percibimos la realidad aun cuando para los demás no sea la misma. Dado que los otros tienen oootra percepción de lo mismo.

Muchas veces nos pasa como a una mamá que se sentía muy ofendida con su hijo de 16 años. Y no podía tolerar que el fuese unos pasos más adelante de ella cuando salían juntos.

Un día no aguanto más y le pregunto con un dejo de dolor. ¿Hijo que es lo que te avergüenza de mi? Porque siempre vas adelante y no te gusta que te vean a mi lado, buscas evadirme en la calle o en el centro comercial. ¿Por qué?… a lo que el muchacho le respondió muy turbado y sorprendido a la vez:

“Ay mami. ¿Cómo puedes pensar que me avergüenzo de ti?.. a ver mamá, es lo siguiente:Te ves súper joven y no quiero que algún compañero piense que tengo una novia… pues me harían mucha burla, ¿entiendes?".

La madre sonrió y desde ese momento la supuesta ofensa, es decir la película que se había armado en la cabeza, se desvaneció como por arte de magia.

Ahora bien… ¿qué percepción tienes tu de tu realidad? …recordemos que de la abundancia del corazón habla la boca.Tratemos de alimentar el alma y corazón con cosas buenas y automaticamente, nuestras palabras serán el fruto de todo lo que tenemos sembrado en el corazón y alma y sobre todo, llenemos nuestra vida con la mejor guia del mundo, la palabra de Dios.

No por pensar nosotros de un modo los demás están en la misma tónica. No te llenes de motivos que no existen, más bien ponle a Dios tus pensamientos y dile que examine si en ellos hay maldad, para que te guie al camino de la vidas en abundancia.

Otra cosa, tus pensamientos no son los de Dios, y aun cuando tus sentimientos son puros para ti, de la percepción del los otros sobre pureza se encargan ellos. Tú con Dios y para adelante, él es la verdad y la vida. Es un estilo de vida para la victoria, el respaldo, la excelencia y la paz del alma.

Si una persona esta llena de amor y nobleza, tengamos por seguro que nos deleitará con bonitas palabras y buenos consejos. Cuidemos ese corazoncito porque de él mana la vida.

Autor: Paula Andrea Vega
levantatusmanos.blogspot.com