Reflexión: ¿Mal? naaa, lo que viene es bendición...

sábado, 1 de agosto de 2009 |


Romanos 8:28


“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”


En ocasiones nos preguntamos por qué nos ocurren ciertas cosas que a nuestro entender no son justas ni tienen sentido. Hay momentos que en el medio de la batalla y de la prueba empezamos a cuestionar y a juzgar a Dios, y no tomamos un tiempo para darle gracias a Dios por lo que nos sucede, porque El nos dice en su palabra que todo obra para bien al quien lo ama.


Cuenta la historia que un pájaro se refugiaba a diario en las ramas ya secas de un árbol en medio de una llanura desértica.

Un día varias ráfagas en un ciclón arrancaron el árbol de raíz. Esto obligo al pájaro a volar 50 km en busca de otro refugio.

Después de mucho volar, y atravesar violentas tormentas y al ardiente sol, aquella ave por fin encontró un frondoso bosque de árboles cargados de frutos, verdes y gigantes. Un sitio fresco, con ríos y variedad de especies. Incluso con aves de su especie que compartían muchas cosas en común y tenían propósitos muy similares a los suyos.


El pájaro se sintió satisfecho en su nuevo refugio. Desde allí miraba al cielo y daba gracias al creador, porque aunque sintió morirse cuando perdió su único hogar, ahora entendía el porqué de esa brusquísima situación. Hoy aún con sus alas cicatrizadas por los obstáculos de esa larga travesía podía determinar otros valores.


Sin la aparente calamidad, aquella ave hubiese seguido entre la aridez, incapaz de renunciar a su falsa seguridad. Se atrevió dadas las condiciones, en otras palabras obligada, a buscar otras tierras dejando atrás el pasado y la tristeza de su apego. El premio a sus esfuerzos fue un mejor lugar.

Por ello amigo, no te dejes enredar ni poseer por el desespero en momentos de aparente calamidad o del demonio del pesimismo y la conformidad.

Jovéncit@, aquel novi@ que te hace llorar y que sabes que no es para ti, déjalo ir. Dios muestra grandes evidencias de su voluntad para nosotros pero a veces las emociones por encima de la autoestima son más fuertes. No llores más, levántate y atrévete a buscar otros espacios, libérate de los apegos y la falsa felicidad. Para Dios todo tiene un para qué y no te preguntes el ¿porqué?


Eres hermoso para el creador y en sus manos somos vasijas en manos del alfarero. ¡Ánimo! Sigue adelante y ten presente como a tu celular en el bolsillo, que las grandes obras nacen de pérdidas, amplios deseos y de mucha constancia.

Lo que no sirve que no estorbe, lo que no da fruto se arranca de raíz. Y Dios sabe cuando tiene que actuar por ti para prepararte a un mejor estado de vida. De ti depende hacer caso omiso o volaaaaaaaar.

Siempre habrán motivos, novio, esposo, la familia, amigos, trabajo, y , presente en cada situación. Ningún problema es más grande que Dios, a quien debes considerar tu MEJOR AMIGO.

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com


Reflexion: Vestigios que borrar con un simple PERDÓN...

miércoles, 29 de julio de 2009 |


Salmo 133

Mirad cuan bueno es, habitar los hermanos juntos en armonía”

Tuve una conversación con una amiga a la que quiero mucho. Le comapartía sobre varias cosas que Dios ha hecho en mi…
Ella me interrumpía y argumentaba que muchas personas cristianas tienen una doble moral. De repente me me dijo que se sentía herida por mí en el pasado; y me dejó fuera de base. Muy sorprendida me fijé en su rostro, sus gestos, su forma de hablar y reclamarme lo que para ella fue una ofensa y para mi una situación más, por allaaaaá hace mucho tiempo.

No supe que responder, porque con sus argumentos no tenía como defender mi razón. Me sentí atacada e irritada.
Ella no es cristiana, no es muy espiritual tampoco. Definitivamente es otro mundo. Pero me dio una lección, zacudió mi ego crisitiano y me puso en el nivel del ser con sus debilidades y desagravios.

Mi corazón palpitaba, mis orejas se ponían rojas, consideraba injusta su acusación.
Sin embargo sentía que debía oir, estar atenta porque Dios quería hablarme a través de ella y reafirmar que hay cosas que necesitan ser arrancadas de raíz, pues si quedan en el aire, otros son los heridos y tu andas por ahí pidiendo misericordia de Dios, perdón por tus faltas y con culebritas pendientes que debes saldar CON UN SIMPLE PERDÓN ME EQUIVOQUE.

Hay vestigios que quedan de un pasado que por ser cristiano se considera borrado pero, en la relación con Dios. ¡Ojo! no con la de tu hermano. Pues ¿Donde quedan las consecuencias VISIBLES O INVISIBLES de actos que por insensatez y egoísmo tienen rastros en seres humanos que decimos amar?

Dios ministra a través de quien menos imaginas y eso pone a prueba la vulnerabilidad a impulsos guiados por el corazón cuándo se trata de reconocer responsabilidades y más del pasado.

Hoy entendí que es “ponerse en los zapatos del otro”. Pues, hay varias cosas pasan desapercibidas para mí, pero no ojos o sentimientos de otros.


Dios es tan perfecto que por ello aborrece la maldad del hombre y pide que nos arrepintamos de corazón y aprendamos a perdonar y a pedir perdón.

¿Pedir perdón? Si. Eso es humildad y fortaleza espiritual. Necesario para estar en el lugar santísimo. No somos perfectos por ser cristianos, tenemos mil errores que dispuestos, Dios nos ayuda a cambiar. Recojamos nuestras deudas, y seamos humildes para comprender que el camino es largo y culebrero y, que con un corazón contrito y humillado ante Dios que manda a amar al projimo como a ti mismo, tenemos la tranquilidad y el amor para pedir PERDON de corazón. Allá el otro si continua en la tónica de jaaaamás. Tu ya cumples y te sientes tranquilo y liberado. (A no ser que tus disculpas tengan una obligación moral de cumplimiento por ese daño causado).

Acciones, gestos y palabras son la virtud del ser humano, usémoslas para bendición, huellas de amor. Sed perfectos como vuestro padre es perfecto dice la palabra, pedid perdón y perdonad así como Dios en los cielos te perdona.

!UUUps... Se me olvidaba! Mi amiga después de reclamarme se calmo, y aunque no le pedí perdón sincero en el momento, después de un rato y de hablar otras cosas me pidió que oráramos..

Waaau pensé... Nos arrodillamos y unidas las manos oré , después le pedí perdón con lagrimas en mis ojos y sentí paz…


Reflexión: Dios te ama y no te puedes imaginar de que manera…

lunes, 27 de julio de 2009 |

Juan 3, 16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo que a dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda y permanezca para siempre”

Dios dio a su hijo único como sacrificio vivo, para que quién en Cristo crea no se pierda y permanezca eternamente. ¿Qué parte no se entiende?


Dios te ama tanto que hoy te habla, porque eres especial para él. Dios no te ama porque eres una buena persona, o porque haces todo bien, o porque tienes más dinero que tus amigos, o porque eres un letrado egocéntrico que crees poseer la verdad absoluta, o porque tu físico es atlético y tu rostro armonioso, nooooooooooo. Él te ama porque Dios es todo Amor, y no es algo que el fabrica como hacer zapatos, o correas. Es porque él mismo es amor, es su naturaleza desbordante.


¿Qué es amor?
De acuerdo a la palabra en 1 Corintios 13:4-7: «El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta». Ahora bien, el amor de Dios es limpio, puro y fluye siempre. No se puede ganar o merecer y se recibe por fe.


Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.- Hebreos 11:1
Ese es Dios, perfecto y agradable. Cuando lo recibimos en nuestro corazón no de palabra y razonándolo, sino aceptando a Cristo como un salvador de la humanidad, fortaleceremos ese ser espiritual que aunque no vemos necesita alimentarse. Una vez fortalecidos l as situaciones externas no nos vencerán.


Lo cierto que si no lo has recibido, no puedes compartir ese amor con otros, no lo entiendes y los cristianos se convierten en una amenaza o unos locos que les lavaron el cerebro y bla, bla, bla….
Deja que Dios te ame…no lo razones, porque no lo entenderás, y si lo entendieras dejaría de ser Dios. 2da_de_Samuel 22:31 te dice “En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en él esperan”. Y Ezequiel 28:15 te recuerda que “Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad”.


Déjate querer por Dios que eso no duele, recibe su amor y que abunde en ti. Medita en él. Y como resultado él te mostrará cosas grandes y maravillosas que tú no conoces.

Dios le bendiga lector.

Autor: Paula Andrea Vega