Prooofe.. hagame la X ¿si?...

sábado, 18 de julio de 2009 |

Romanos 10, 17

"Así que la fe es por el oír y el oír por la palabra de Dios” …

Mientras iba dibujando imaginariamente una x por cada pupitre en una de las filas del salón, así hablaba la maestra:

-
Moisés iba caminando y de puerta en puerta marcaba con la sangre de un cordero sacrificado para Dios las puertas de las casa de los israelitas. Tal como Dios se lo había ordenado…. La sangre del cordero protegía a los niños primogénitos de los hebreos para que en ellas no entraran el espíritu de muerte y se los llevará…

Los niños que escuchaban, atentos estaban mientras sus ojos reflejaban a la maestra que lenta y doblada pasaba por sus lados.

- Las puertas de aquellas casas egipcias que no eran marcadas por Moisés quedaban abiertas de par en par para que esa noche entrara aquel espíritu de muerte enviado por Dios para castigar la necedad del faraón por no dejar ir a su pueblo al cual tenía esclavizado…

-Uuuuuuy … proofe y entonces
¿qué paso luego? Gritó un niño en un extremo muy inquieto…

La maestra giró su rostro y continuó hablando; por cada x imaginaria hecha con sus dedos en aquellos pupitres, los niños que allí estaban sentados se sentían imaginariamente salvados de una furia tan mortal como la de la historia, la muuuerte…
-uuuf bien profe por la X profe- mientras otros decían marque aquí profe, aquí, aquí …


La maestra seguía caminando a través de las filas del aula,
simulando los pupitres como puertas de las casas egipcias y hebreas. Las hebreas las marcaba con x pero las egipcias las indicaba con una palmada seca y fuerte. Los niños allí sentados saltaban como un resorte gritando y aterrados … nooo prooofe… aquí no… no, no…límpielo y ponga la sangre del corderito eeese profe.. No me deje el puesto así, hagale ¿si?…

Ella no se detenía en la historia, su propósito era que comprendieran el poder de la sangre de Jesucristo, por ello paralelo a esta historia y saltándose siglos llegó a los 33 años de Jesús, procedió:
Negrita
-Los desgarradores azotes en la espalda de Jesús eran terriblemente dolorosos, con látigos con puntas de hierro y filudos ganchos que descarnaban la piel… su cabeza derramando sangre copiosamente con aquellas espinas de más de 2 centímetros clavadas en sus sienes su rostro golpeado y desfigurado, y ya en la cruz, símbolo de maldición entre los judíos, sus pies clavados y manos clavadas con puntillas de por lo menos 20 cm de longitud…

-
¡Ojo!.. niños nada más ni nada menos que el hijo de Dios... el dueño y creador del planeta y de ti…
Humillado como si fuese el peor delincuente y sin ninguna culpa… su sangre derramada como un rio… y, toooodo para ser el sacrificio vivo en vez de un cordero. Esto para impedir que a ustedes y a todo el que le crea, sea libre de maldiciones, y maldades del diablo…

Porque el diablo si existe, pero no con cachos y cola… nooo, con maldades, enfermedades, mentiras, desobediencia y todo lo malo que ustedes se puedan imaginar… Tantisisimo dolor y sacrificio del hijo de Dios sólo para salvarlos a usted Trochez, a usted Brendita, a Sergio...

Los niños con sus miradas fijas en cada movimiento de la maestra... representaban en sus rostros gestos de tristeza, de terror y de sorpresa….
Sus ojos se abrían más de lo normal y sus cabezas imitaban movimientos por cada azote que daba la maestra al aire simulando los de la historia.

Ella en el tablero había dibujado las puntas de aquellos látigos que rompían la carne… los pequeños se sobresaltaban en sus puestos con cada movimiento que la maestra impregnaba histriónicamente con su cuerpo …

Un niño dijó:
-Proo…
así como en la película de Mel Gibson- a lo que otro respondió -nooooo eso no es nada pato, porque hay no muestran eso que dijo la profe… ¿cierto profe?. .

-Eeeeeeeeeeeeey dejen hablar a la profe, que siga la histooooria.. ajjj-

Mientras tanto uno de los niños continuaba en pie al lado de su pupitre y en silencio

-
Bien, continúo la maestra:

-Así como esa sangre del cordero sacrificado por Moisés para proteger contra el espíritu de muerte a los hijos primogénitos de los hebreos en Egipto, tuvo el poder para que nada les pasara, para que no murieran, así mismo la sangre de Jesús te blinda contra toda cosa que tu creas, es como la capa de un super heroe pero más, más que eso ...

-!Profe!
¿ Me protege contra todo, contra todo, contra tooooodito todo?

-Si Juanito, contra todo, todo, toodo... eso es posible si tu puedes creer… tal como Moisés creyó y salvó de la muerte a muchos varones primogénitos mientras los demás morían por no tener cubierta su casa con la sangre del cordero, pues allí murió hasta el hijo del necio Faraón y todos los demás niños primogénitos egipcios…


-Profe … proooofe, profe venga le digo, dijo el niño que estaba en pie al lado de su pupitre…
profe, uuy profe hágame la x de la historia de Moisés en mi puesto ¿si? No lo deje así con la palmadita profe…

- Claaaro Rojas, pero no con la sangre del corderito de Moisés, sino con la de Jesucristo ¿vale? –si profe con esa…

-Profe gritó Jedison… -yo quiero hacer la oración antes de irnos para la casa.. ¿me deja? – claro, dale con confianza…

-Dios gracias por ayudarme a entender eso de cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, de la canción que canta toda la gente en esas procesiones extrañas con esos muñecos que me asustan… y gracias porque en adelante me baño con la sangre de Cristo y luego con agua y jabón... Fin

"Así que la fe es por el oír y el oír por la palabra de Dios” Romanos 10, 17…

Autor : Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com


Así no más nos dice Dios… el que tenga ojos para leer, lea y el que tenga entendimiento para comprender lo que Dios quiere decirles adelante…

Reflexión: Resucita del dolor y sé nueva de verdad pa' Dios...

miércoles, 15 de julio de 2009 |


Salmos 31. 9-10

"Ten misericordia de mí, oh Jehová porque estoy en angustia, se han consumido de tristeza mis ojos, mi alma también y mi cuerpo. Porque mi vida se va gastando de dolor y mis años de suspirar..."



Durante una de las tantas guerras que han habido en el planeta, un día un soldado llegó malherido y sin sus dos piernas. Ya en cama del hospital, día a día se iba curando del cuerpo más no del alma.

No hacía más que maldecir y renegar por su condición, no colaboraba con los médicos y enfermeras que lo atendían. Permanentemente pensaba en el suicidio como alternativa de consuelo y liberación del sufrimiento.

Después de un buen tiempo, a su cama se acercó otro paciente que empezó a cantar una bella canción, con la guitarra. El soldado amargado, no se inmutaba, hacía caso omiso y lo miraba receloso. Sin embargo la escena se repitió varias veces, hasta que se entabló el siguiente dialogo:

- Oye tu... si tú... ¿te molesta que venga a tocar?
-No, que va.. si ya creo que hasta me gusta.

- Y... entonces ¿por qué no sonries para saber al menos que esta vivo?
El soldado muy indispuesto y con un nudo en la gargante le respondió:

- Yo no estoy vivo, y aunque me veas respirar, estoy muerto por dentro, no quiero estar aquí... no se porque no morí aquel día ... cuando duermo veo a esos infelices que detonaron aquella granada.. los veo persiguiendome y despierto bañado en sudor...

A lo que el paciente músico respondió:


- Disculpame pero, si tu quieres puedes resucitar... así com
o alguien que sufrió peores dolores que tú, y que además lo mataron hace mal de dos mil años...

- Si claaaro.. para ti es muy facil venir aquí a decirme esas cosas, no sabes lo que se siente estar aquí en esta cama, soportando la lastima de los demás, siendo una carga ... si tu fueses yo pensarías de otro modo y me dejarías en paz.

-Mmmmmm... Bueno pues dejame contarte que eso no paso hace muchos años que digamos. El músico sin asomo de perturbación se subió las botas del pantalon y exortando su atención le dijo !Mira!..

El soldado giro su cabeza y se vio sorprendido al descubrir dos prótesis en lugar de dos piernas de verdad.

Lloró inconsolable, renegó, maldijo, reclamó contra su almohada, para luego sentirse liviano y reconocer que tenía invalidada el alma pero no su cuerpo. Que no era el único en esas condiciones y que aquel músico con prótes
is era un ser usado por Dios para decirle que allí no se acababa su vida, pues apenas empezaba pero esta vez desde otra perspectiva.

Lectores, cuantas veces hemos podido sentir esa inhabildad para hacer cosas por el hecho de no poseer en apariencia las capacidades.

Por ello hoy Dios nos dice que así como aquel músico, muchos a pesar de los limites y obstaculos para alcanzar la meta son perseverantes y positivos en las adversidades.

No todo ha terminado, de nosotros depende la actitud de sentirse vencidos sin haber siquiera hecho un esfuerzo, o levantarse y
sin complejos tomar las riendas de los problemas siempre con el respaldo de aquel que dió su vida por nosotros hace más de dos mil años y que resucito sin rencores, lleno de amor y victorioso sobre la maldad del enémigo, Jesucristo.

Es normal llorar y sentirse miserable por un momento, pero jamás permitas qe eso sea parte de tu proceder. Resucita del dolor y sé nueva pero de verdad pa'Dios.

Mil bendiciones...

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

Reflexión: Heridas pero no vencidas...

lunes, 13 de julio de 2009 |



Proverbios 21, 23.

“Hijo mío, conserva el buen juicio y no pierdas de vista la discreción. Serán fuente de vida para ti, te adornaran como un collar. Podrás recorrer seguro tu camino y nunca tropezarás”

Las mujeres de vez en vez somos más que susceptibles, más que emotivas, más que necias diría yo. (Esto solo hablando del género femenino pues el masculino es muy similar pero más racional). Una palabra mal dicha, o ninguna palabra por parte del ser que amamos son motivo de amargura y sensaciones de tristeza y, aún siendo cristianas lo podemos sentir, porque haber nacido de nuevo en Cristo no nos exime del sentir y el ser mujeres.

Por ello hablar de esto es algo que siento se identifica con muchas mujeres que hoy leen este artículo. Considero que el enemigo es muy sutil y sabe como atacar y con quien. Por ello es indispensable que al sentirse heridas se debe clamar a Dios por sabiduría rogando que ninguna acción por parte de nuestro compañero llámese esposo, novio o proyecto de novio, nos afecte. Pues la preocupación y la tristeza no deben ser parte de nosotras ya que somos únicas y valemos millones de millones por poseer al espíritu santo en el corazón. O ¿por que crees que el diablo se desespera tanto por someter al ser mas amado creado por Dios, el hombre y la mujer?.

A Dios hay que pedirle control sobre nuestras acciones y proceder , cosa que ya es innata porque Dios ya nos dio ese dominio por el que tanto imploramos cuando sentimos que la carne se torna más fuerte que el mismo espíritu.

Lector@s, la oración es fundamental para lograr concientizarce de esa gran virtud que tenemos como creación de Dios, "dominio". Eso conlleva a eliminar rencores, a no darle trascendencia a problemas que parecen más grandes que el mismo gigante Goliat, de puro tamaño pero de poco que preocuparse; a lo David, convencido de su capacidad para enfrentar y ganar con solo una onda y una piedra pero seguro porque sabía que contaba con el respaldo de Dios.

Mujeres como yo, orar en todo momento es base para estar por arriba de las trampas del enemigo que esta allí como león rugiente buscando a quien devorar, a quien entristecer y a quién usar para hacerte sentir miserable y sin valor. Ojo, no te dejes engañar, no permitas que nada no nadie te quite la fe, ni el gozo de Dios y cuando te sientas herida cancela todo sentimiento de amargura pensando en lo bueno que es ser libre de ataduras afectivas y autodestructivas.

La palabra dice “clama a mí y yo te responderé y te enseñare cosas grandes y maravillosas que tu no conoces” . Así que busquemos esa sabiduría en la oración y la palabra sin que cosas que no valen la pena agobien y ahoguen la verdadera solución a los altibajos o escollos que se atraviesan. Ser cristiano no es estar libre de maldad, es estar blindada contra ella desde que estemos en comunión permanente con Dios. Déjame asegurarte que tu sabes si estas firme como cristiana y amiga de Dios o, simplemente lo nombras de palabra sin escuchar lo que el espíritu santo te dice. Ten en cuenta que la oración a Dios es como el famoso Al- ka zel-zer… que para un malestar estomacal o reflujo alivia de inmediato.

Ora así:
Señor Jesucrisito pongo en tus manos mis sentimientos y te pido que nada de lo que (fulano o sultano) me diga o haga me afecte, pues yo nací para ser feliz y estar gozoza en ti... pon en mi control y fortalece mi espitu en ti. Amén

Bendiciones mil

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com