Oración: Para vivir libre de preocupaciones...

sábado, 11 de julio de 2009 |


Salmo 136- 24


"Y nos rescató de nuestros enemigos, porque es bueno y para siempre es su misericordia"


Padre: Hoy te doy gracias en el nombre de mi señor Jesucristo porque me has liberado del poder de las tinieblas y me has trasladado al Reino de tu hijo amado. Por ello me comprometo a vivir libre de preocupaciones, porque en ti todo es posible y mi alma confía en tu palabra que dice "venid a mi todos los cansados y agobiados que yo os haré descansar".

Me humillo bajo tu poderosa mano, para que a su debido tiempo y con tu voluntad que es agradable y perfecta, tú me puedas exaltar. Te entrego de una vez y para siempre mis cargas (Tú las nombras), todas mis ansiedades, todas mis preocupaciones e inquietudes. Sé que tu me cuidas con cariño Dios y sé que siempre estas interesado en mí con ese ser divino y jamás como el humano lleno de imperfecciones . Tú me sostienes y nunca permites que tu justicia sea removida, que resbale, caiga o fracase; aunque a veces en nuestro entendemiento creamos que la justicia no llega.

Rechazo de manera insofacta hoy las imaginaciones que el enemigo habla a mis oidos, las cosas que me hace pensar para alejarme de tu magnifica bendición. Las cancelo y toda cosa que vaya en contra de tu conocimiento la declaro sin poder.

Someto mi mente, y mis cinco sentidos a tu obediencia Cristo. Te doy gracias señor por escucharme y guardar mis encomiendas, mis deseos y hacerlos realidad en tu tiempo trabajando en mi la paciencia.

Hoy y para siempre no permito que mi corazón sea turbado, y pido que me ayudes a mantenerme firme en la fe y el estudio de la ley pertfecta en tu palabra como hacedora y no sólo oidora olvidadiza de ella.
Camino en la paz que sobrepasa todo entendimiento en tu nombre Jesucristo mio. Amén.

Nota: esta oración fue inspirada por el libro Oraciones con poder para mujeres.
Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com