Devocional: QUE ES ORAR? ES SÓLO ESO... HABLAR CON DIOS...

sábado, 14 de febrero de 2009 |



Dios es UN VERDADERO amigo, cuando yo habló me escucha, cuando lloro me consuela, cuando sufro Dios me fortalece, cuando me siento sola Dios me abraza, cuando mis enemigos se vienen contra mi Dios va delante mio como un guerrero gigante y me defiende, Dios no me deja caer en verguenza.

Cuentale a Dios todo, inquietudes, rabias, deseos, alegrias. Dios conoce el corazón del ser humano, conoce todo de nosotros, pero espera que le tengamos confianza para así acercarce y establecer comunicación nosotros; no te pases de listo con Dios. A él no se le puede engañar.
Hablar con Dios es la oportunidad de descargar nuestras tristezas, dudas y complejos no como una obligación sino como un placer.
Ahora bien, para orar a Dios hay que tener fe, creerle a Dios. Hebreos 11, 6 “Es, pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de que no se ve” y la fe es esperanza con lo invisible.

Cualquiera que se acerque a Dios debe creer que Dios existe y que premia a los que lo buscan. Si piensas que no vales nada, que tu vida es un caos, que todo lo que haces te sale mal, que te dicen que ya no tienes remedio, que los médicos no te dan esperanza, que tu propia familia te da la espalda, eeey no te preocupes que para Dios tu eres importante, y para Dios no hay nada imposible, con su hijo Jesucristo ya eres nueva criatura. Dale la oportunidad de demostrarle su poder, y haz la oración de fé, levantate y cree, no te detengas. Pausa el reproductor de la música de fondo, haz click en esta canción y escuchala mientras hablas con Dios

ALZA TUS OJOS. J.LUIS REYES


ORACIÓN DE FE...

viernes, 13 de febrero de 2009 |


"Señor Jesucristo yo me arrepiento de todo mis faltas cometidas contra ti, hoy abro las puertas de mi corazón para que entres y me hagas la persona que tu quieres que yo sea, te acepto como mi único señor y salvador y te pido que escribas mi nombre en el libro de la vida, sella con tu Espiritu Santo mi alma, en tus manos encomiendo mi camino. Amén

Reflexion: ¿CUAL VÍA ESCOGES TU?

|



Los seres humanos somos un juego de emociones y razón de las cuales depende en gran medida el exito o el fracaso de nuestras vidas, parte del hecho sobre en que lado estas, y bajo la dirección de quién te mueves.

El camino del fracaso es engañoso, es aparentemente feliz , pero en realidad te deja vacio. Alimenta los impulsos del corazón ceñidos a lo instintivo, busca satisfacer o calmar las necesidades de la carne, iras, contiendas, celos, adicciones, idolatría, brujería, amargura, avaricia, emociones que van en contra de el espirítu de Dios (recuerda los antónimos de cada una de estas palabras, eso es el Espirítu); y allí está el principe de la oscuridad, velando para que seas su juguete y pueda divertirse viendo como arruinas tu vida. Juan 10, 10 dice "el ladrón vino a matar, hurtar y destruir, pero Cristo vino para darte vida y dartela en abundancia".

Ahora bien, el camino de la victoria, la estabilidad emocional y económica, sabiduría y el gozo de una vida plena está en Jesucristo. Él es la vía principal, la recta para alcanzar el propósito de Dios en la existencia del ser humano. ¿Quien es Jesucristo?
Es el hijo de Dios, que vino a la tierra hace más de 2000 años y dió su vida por nosotros pagando con sangre el precio de la salvación y la vida eterna.

Creér o no creer, es tu decisión pero Dios te hace un llamado, clama a ti para que lo mires, para que lo escuches y pare que lo sigas. Dice Juan 3, 15 "Porque tanto amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo el que en él creyera no se perdiera y permaneciera para siempre"

Si ya eres un ser convencido de esto manten alerta para no caer y si no, has realidad tus sueños al lado del que es, el gran YO SOY, el señor Jesucristo y pare ello debes nacer de nuevo. Haz la oración de fe y ese morral que pesa en tu espalda y que te llena de amargura,
descargalo en Cristo.


¿QUE ES SABIDURÍA?

lunes, 9 de febrero de 2009 |

El principio de la sabiduría es el temor a Dios y los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

¿Qué es insensatez?

Placeres irresponsables de tu cuerpo, embriaguez o pérdida de conciencia por el alcohol, descontrol sexual o promiscuidad que es hacer de tu cuerpo el juguete de tus hormonas, murmuración, mentiras grandes o chicas, la amargura que tiene como familia a los celos, la ira, envidia, rabia, rivalidad rencor entre muchas otras arandelitas que te conducen a ser vengativo y de mala vibración como se dice coloquialmente, pero lo más delicado de la insensatez es aquel que no reconoce sus errores y se cree autosuficiente.

Recuerda que en el corazón del hombre se esconden sus más secretas debilidades y actuar con su impulso es peligroso. Por eso Dios te dice "oíra el sabio y aumentará el saber, y el entendido adquirirá concejo" (Proverbios 1, 5) en otras palabras el que escucha concejo llega a viejo. Confía en Dios y déjate guiar, así como un bebé que se deja amar y atender de sus padres, que confía plenamente en que con ellos nada le va a pasar. Y ellos velan por su bienestar con inmenso amor.


La verdadera sabiduría es el temor a Dios, ser sabio es reconocer que no sabemos nada, y que la sabiduría basada en la prudencia del corazón engañosa. El hombre sabio es aquel que actúa bajo la dirección de Dios, que escucha su palabra, y es consecuente con lo que piensa, dice y hace.


Dios sólo te pide que tengas intimidad con él "examina la senda de tus pies y tus caminos sean rectos" (proverbios 4,26) porque el camino de los insensatos es oscuro y no saben en que tropiezan por eso no adquieren experiencia, no adquieren madurez.

El conocimiento de Dios no es causal de vergüenza, es principio de sabiduría y eso no tiene porque volverte aburrido, ni un fanático religioso. Tu vida continua pero bajo la dirección del Espíritu de Dios ¿Que de malo ves en eso?, oye, ser cristiano no es apartarse y armar un submundo, es ser luz en la oscuridad, dar ejemplo de sabiduría y llevar el mensaje de tu felicidad basada en Cristo a los demás pero, eso se logra teniendo intimidad con Dios, con el hábito de poner a Dios en tu camino todas las mañanas inclinando tus rodillas a solas con él. Deja que tome tu mano, deja actuar a Dios sin condiciones, pon en sus manos tus cosas y espera la victoria. Eso es fe.