Reflexión: ¿Estres? No seas parte del monton...

lunes, 31 de agosto de 2009 |

Juan 16-33

“En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”



De acuerdo a definiciones en la web, el Stress es la respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes, cuando el estrés se prolonga o intensifica en el tiempo, la salud, el desempeño académico o profesional, e incluso las relaciones interpersonales se pueden ver afectadas.

Existen unos síntomas que se manifiestan en las emociones como, ansiedad, irritabilidad, miedo, fluctuación del ánimo, confusión o turbación… Y en los pensamientos, excesiva autocritica, dificultad para concentrase, olvidos, preocupaciones, pensamientos repetitivos, y un temor al fracaso permanente…

De acuerdo a lo anterior si le sumamos alguito más a esto pues como diría lo muchachos, huuy, mala vibra, con esa actitud no es buena compañía para nadie…

Sin embargo hoy quiero decirte amigo que si has caído en esa gran mentira del estrés, ojo que no depende de las dificultades, circunstancias y situaciones en que te encuentres, si no la actitud y enfoque frente a ellas. Ese cuentico del mundo que gira alrededor de las ires y venires de consumo, logrando sumarte a un grupo gigantesco de gente estresada que se “estresa” porque las noticas dicen que hay inflación, que va a ver guerra que la economía está en recesión en fin… argumentos no son problema para un hijo de Dios. Sin que esto se convierta en que sea un hijo de Dios sin vergüenza y atenido, ojo con eso..

Hay una cancioncita que me parecía muy graciosa cuando era recreacionista (hace ya muchos tiempo) pero, que desafortunadamente muchos la toman no algo gracioso sino como parte de si, de una autocompasión total que aprovecha el enemigo para destruir. Una partecita dice más o menos así “nadie me quiere, todos me odian, vamos a comer gusanos”, el resto no se los digo porque es bien feíto pero la esencia es esa.

Por ello afirmo, que es la actitud frente a la vida lo que hace a las personas exitosas o fracasadas, es el riesgo frente a las bendiciones lo que lleva a la victoria como lo hizo Jacob cuando lucho con el ángel y paso a llamarse Israel.

Es recordar y creer de corazón que para los que Dios ama todo ayuda para bien, y que aunque los cristianos estamos en el mundo, no somos del mundo, Juan 17, 11-14 lo afirma. No tenemos que funcionar de acuerdo al sistema y parámetros del mundo, del comercio, del consumo, del capitalismo salvaje que lleva a problemas de orden social por la suma de cada estresado en el planeta. No tenemos porque pensar, hablar o actuar como el resto del mundo. De hecho nuestra actitud y enfoque sobre las situaciones de la vida deben ser muy distintos a las del mundo. Ojo tomando el mundo como aquellos que no les importa desagradar a Dios sino, agradarse a sí mismos y a los que les rodean.

Como cristianos no somos exonerados de las dificultades, pero ellas no tienen porque afligirnos o por lo menos no ser argumento del fracaso. No tenemos porque aceptar el estrés que nos ofrecen las noticias. Jesús dijo que las dificultades vendrían, pero tenemos el privilegio de mirar la vida cotidiana de una manera calmada, tranquila y pensada con sensatez.

Yo estoy segura que podemos vivir libres de estrés, a eso es a lo que yo le llamo la paz que solo Dios sabe dar, aunque todo se venga encima el nos respalda, el nos defiende y el es nuestro vengador, por ende dice no os preocupéis por el mañana, cada día tiene su afán, y Jehová acampa alrededor de los que le temen y los defiende.

La invitación es a disponer el pechito para que el Espíritu Santo de Dios nos guie en nuestra vida, con todo y sus implicaciones emocionales, y físicas.

“Decido recibir la gracia de Dios hoy para ayudarme a vivir libre del estrés, aun en un mundo lleno d estrés, porque como hijo de Dios soy más que vencedor”.

Autor: Paula Andrea vega

levantatusmanos.blogspot.com


4 comentarios:

Carlos Romero dijo...

Gracias Paula por esta excelente reflexión... muchos se están dejando derrotar pero se olvidan de que todo lo puedo en Cristo que me fortalece, pero es una decisión de cada quien afirmarse en el Señor... Hay que aprender a enfrentar las dificultades y no pensar que porque seguimos a Dios estamos exentos de ellas.
Dios te siga usando amiga.
Saludos

Jenny dijo...

Hola Paula amiga, muy buena reflexion, la verdad que reconozco que a veces me he sentido afligida ante problemas que he tenido, pero Dios es bueno y me ha dado el valor que necesito....y si podemos vivir en paz, que solo Jesus la da, como dice la alabanza "paz en la tormenta", amiga te deseo una linda semana.

ABEL ADAN dijo...

Muchos hemos pasado por esa situación, y nos resulta dificíl controlarla.

Buen alimento

Dios te continúe bendiciendo.

Elizabeth dijo...

muchas gracias

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....