La culpa no es de Dios.. es del hombre

lunes, 17 de agosto de 2009 |


Santiago 4, 8-10


“Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido. Reconozcan su miseria con dolor y con lágrimas. Que la alegría de ustedes se transforme en llanto, y el gozo, en tristeza. Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.



Las noticias que vemos diariamente en los diversos medios de comunicación son una muestra evidente de la lejanía que los hombres tenemos de Dios. Epidemias, pandemias, odios, venga
nzas, avaricia, injusticia etc.

Lamentablemente quienes dicen conocer de Dios pero, no hacen lo correspondiente a su agrado por lo general creen que tienen la razón por encima de todo. Pero de muchos de ellos se escucha la constante y consabida pregunta ¿Hombre... pero si Dios existe porque el mundo está como esta? ¿Porque hay gente muriéndose de hambre? etc.

La respuesta la tiene Santiago 4, 8-10 que dice “Acérquense a Dio
s y él se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido. Reconozcan su miseria con dolor y con lágrimas. Que la alegría de ustedes se transforme en llanto, y el gozo, en tristeza. Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.

Dios si es perfecto, el hombre no, aunque este hecho a imagen y semejanza de Dios su corazón no es el de Dios, porque al crearnos nos dio libre albedrio y espíritu de dominio propio, por lo que no somos unos títeres en sus manos y tenemos la libertad de escoger entre lo bueno y lo malo. Muchas veces aun sabiendo y con temor a Dios nos desviamos por el camino que Dios no hubiese escogido.

Por eso, es la lejanía nuestra hacia Dios la que hace que cometamos errores garrafales. Nosotros con nuestros actos alejamos a Dios y en el desespero, muchos ciegos espirituales terminan culpándolo por las decisiones que tomaron guiados por impulsos sin dirección divina.

El ser humano puede estar tan cerca de Dios como lo desee. Porque Jesucristo cuando murió en la cruz nos dio el pase, la visa para acercarnos a Dios. Ahora bien, ¿sientes que te falta algo en la relación con Dios?


Pues si sigues haciendo lo mismo, eso recibirás. Si sigues empeñado en los placeres de la carne, no solo sexuales porque muchos al tocar el tema de CARNE, guían su pensamiento a eso, a lo sexual y, no… parte de ello es también la murmuración, la mentira, la avaricia, el odio que alimenta a los corazones y los amarga, les niega una vida sana, plena y bendecida.

Miremos adentro antes de mirar afuera. Y si se está ciego y obstinado aunque uno cambie de ciudad, no dejara los problemas que le aquejan. Pero si se tiene conciencia de pecado podremos disponer el corazón para establecer la relación más hermosa con Dios. Recordemos que el diablo se viste de ángel de luz y se mete sutil y asolapado, prepara el ambiente a tu alrededor para tentarte y acabarte.

Entonces considera, básico trabajara través de tus ideas y conceptos en la palabra de Dios buscando su agrado, rodeándose de gente que busque santidad sin religiosidad. De lo contrario somos presa fácil del enemigo, que nos puede usar para renegar y terminar hablando mal hasta de Dios.

Dios si es perfecto, es tan perfecto que nos dio libertad porque no es un Dios dictador, es exceso de amor, su misericordia es grande y sus brazos listos para acogernos cuando tengamos presente que sin el nada podemos hacer y que la sangre de Cristo cancelo argumentos enfermedades, brujería, humillaciones y todo eso a lo que el ser humano está expuesto cuando no sabe la clave de la felicidad. ¿Cuál es? pues aceptar a Cristo como el señor y salvador de la humanidad. Dios si existe.

Autor paula andrea vega
levantatusmanos.blogspot.com
arteencristo.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....