Artículo: ¿Admiro?.. Si te admiro

jueves, 13 de agosto de 2009 |

Es importante tener en cuenta que en la vida es necesario admirar para llegar a querer o sentir euforia por algo o alguien.

¿Cómo? Apreciando las cualidades de otros y descubriendo maravillas que a veces en el arte de la sabiduría humana y los prejuicios sociales, nos negamos.

El amor comienza con la admiración y sin esta cualidad, (porque es una cualidad dormida en much@s), el amor se marchita, o se queda quieto, sin oxigenarse.


Dios es amor, y se preocupa, siendo el rey de reyes por decirnos, elo especial que somos para él, por ejemplo "eres único, tu cuerpo es hermoso, y te cree perfecto, te visto como a ningún pájaro y flores que por bellos colores no se igualan a ti…etc"

Partamos entonces de admirar a Dios en su grandeza y escuchar lo que pide en Jeremías 33: 3, "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Admiradme y se abrirán las maravillas que tengo para ti.

Atrévete entonces a admirar su belleza y decircelo. Con ello abres la capacidad de admirarte a ti también y sin más ni más, admirar a los demás.

Evaluémonos entonces: ¿Qué ves en ti mismo, en los otros y en la realidad? ¿Cómo está tu capacidad de asombrarte y regalar elogios sinceros?

Tengamos presente que al pulirnos en el amor de Dios, a traves de nuestra capacidad de reconocer y admirar a los demás, movemos a quiene nos aman ,a admirarnos y a generar un entorno armonioso y hermoso pues ya tu diste el primer paso.

En cambio cuando no te cuidas desde tu relación agradable con Dios y por ende contigo mismo, siembras pereza, tedio y desdén, y de gente así te rodeas. Lo que origina una suma de desaires y tristezas que golpean la autoestima y afectan las relaciones interpersonales.

Por ello te invito a que hoy practiques con tu hermano, amigos y seres queridos y les preguntes a alguno de ellos, de qué color son los ojos de algún conocido en común, que le gusta a es apersona y a que le puede temer.


Yo lo hice con mi esposo. Y la verdad me esperaba sus respuestas. No se, mmmm, pues creo que a mi hermano le gusta esto, aaaa como que son de este color. Este pues, la verdad no me he fijado y así…

Como yo, tú notaras que muchas personas se quedan perplejas sin poder responder, y las que no te inventan con cierta suspicacia.

Así es, oímos sin escuchar y miramos sin ver en un mundo acelerado y agobiado por paradigmas sociales de egocentrismo y consumo comercial. No caigamos en eso y hagamos de la admiración una cualidad mas de las que tanto tenemos. Veraz como podrás ver las maravillas de tu alrededor las cuales siempre han estado allí, pero tú no las podrás disfrutar por no poder “Ver”. Y recuerda que el amor de Dios es maravilloso y en este mundo también hay buenos amigos que hay que recordarselos de vez en cuando.

Autor: Paula Andrea Vega
levantatusmanos.blogspot.com
arteencristo.blogspot.com



1 comentarios:

ABEL ADAN dijo...

Ese mismo amor que recibimos de Dios debemos darlo a nuestros seres queridos.

Ese es el secreto para vivir en un matrimonio feliz.

Dios te continue bendiciendo.

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....