Reflexión: Heridas pero no vencidas...

lunes, 13 de julio de 2009 |



Proverbios 21, 23.

“Hijo mío, conserva el buen juicio y no pierdas de vista la discreción. Serán fuente de vida para ti, te adornaran como un collar. Podrás recorrer seguro tu camino y nunca tropezarás”

Las mujeres de vez en vez somos más que susceptibles, más que emotivas, más que necias diría yo. (Esto solo hablando del género femenino pues el masculino es muy similar pero más racional). Una palabra mal dicha, o ninguna palabra por parte del ser que amamos son motivo de amargura y sensaciones de tristeza y, aún siendo cristianas lo podemos sentir, porque haber nacido de nuevo en Cristo no nos exime del sentir y el ser mujeres.

Por ello hablar de esto es algo que siento se identifica con muchas mujeres que hoy leen este artículo. Considero que el enemigo es muy sutil y sabe como atacar y con quien. Por ello es indispensable que al sentirse heridas se debe clamar a Dios por sabiduría rogando que ninguna acción por parte de nuestro compañero llámese esposo, novio o proyecto de novio, nos afecte. Pues la preocupación y la tristeza no deben ser parte de nosotras ya que somos únicas y valemos millones de millones por poseer al espíritu santo en el corazón. O ¿por que crees que el diablo se desespera tanto por someter al ser mas amado creado por Dios, el hombre y la mujer?.

A Dios hay que pedirle control sobre nuestras acciones y proceder , cosa que ya es innata porque Dios ya nos dio ese dominio por el que tanto imploramos cuando sentimos que la carne se torna más fuerte que el mismo espíritu.

Lector@s, la oración es fundamental para lograr concientizarce de esa gran virtud que tenemos como creación de Dios, "dominio". Eso conlleva a eliminar rencores, a no darle trascendencia a problemas que parecen más grandes que el mismo gigante Goliat, de puro tamaño pero de poco que preocuparse; a lo David, convencido de su capacidad para enfrentar y ganar con solo una onda y una piedra pero seguro porque sabía que contaba con el respaldo de Dios.

Mujeres como yo, orar en todo momento es base para estar por arriba de las trampas del enemigo que esta allí como león rugiente buscando a quien devorar, a quien entristecer y a quién usar para hacerte sentir miserable y sin valor. Ojo, no te dejes engañar, no permitas que nada no nadie te quite la fe, ni el gozo de Dios y cuando te sientas herida cancela todo sentimiento de amargura pensando en lo bueno que es ser libre de ataduras afectivas y autodestructivas.

La palabra dice “clama a mí y yo te responderé y te enseñare cosas grandes y maravillosas que tu no conoces” . Así que busquemos esa sabiduría en la oración y la palabra sin que cosas que no valen la pena agobien y ahoguen la verdadera solución a los altibajos o escollos que se atraviesan. Ser cristiano no es estar libre de maldad, es estar blindada contra ella desde que estemos en comunión permanente con Dios. Déjame asegurarte que tu sabes si estas firme como cristiana y amiga de Dios o, simplemente lo nombras de palabra sin escuchar lo que el espíritu santo te dice. Ten en cuenta que la oración a Dios es como el famoso Al- ka zel-zer… que para un malestar estomacal o reflujo alivia de inmediato.

Ora así:
Señor Jesucrisito pongo en tus manos mis sentimientos y te pido que nada de lo que (fulano o sultano) me diga o haga me afecte, pues yo nací para ser feliz y estar gozoza en ti... pon en mi control y fortalece mi espitu en ti. Amén

Bendiciones mil

Autor: Paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

5 comentarios:

Vega dijo...

Ha sido un placer encontrarte en este mundo virtual. Compartimos punto de vista, basado en la Palabra de Dios, y deseos de servirle y hacer lo que le agrada. ¡En eso estamos!.
Me considero una seguidora de Cristo a quien le gusta escribir ( sobre todo la poesía).Sería un gusto recibir tu visita en mi casa TIEMPO DE SIEGA.

Un abrazo y bendiciones.

escritosdelsilencio dijo...

Paula:

Quiero decirte que eres un instrumento de bendición para las vidas que leemos tus escritos.
Aunque a veces la jornada es larga y tenemos que atravesar momentos y situaciones difíciles, es hermoso saber que nuestro dulce Creador, siempre logra sus propósitos en nuestras vidas. Y que las pruebas no nos detienen, sino que nos hacen más fuerte y de ellas aprendemos. Maravilloso saber que a través de las vivencias que tenemos (aunque estas no siempre sean placenteras) podemos tratar de sacar lo mejor, escribir de ellas y ser herramientas poderosas en las manos del Señor.

Recibe de mi parte un abrazo, mis respetos y todo el amor del Señor

Con Cariño,
Brendaliz

Paula Andrea dijo...

Hola Brenadaliz.. que alegria poder visitar tu espacio que sera de mucha bendición.. de eso estoy segura..
genial.. gracias por pasarte por estos lados y seré visitante permanente de tu blog.. la gloria y la honra es para Dios.

un abrazo fuerte...

Paula Andrea dijo...

Vega, para ti bienevenidi... mil bendiciones y alli estaré por tu espacio...
abrazos

Margarita, la niña de sus ojos dijo...

WOW! Que blog tan lindo y tan lleno de bendiciones, de verdad es un gusto leer tus escritos, sobre todo este, de gran ayuda... :)
Te dejo saludos y la invitación para pasarte por mi blog que es nuevecito.

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....