Reflexión: ¿Tienes comunión honesta con Dios o con tu problema?

lunes, 25 de mayo de 2009 |


A veces somos víctimas de problemas que nunca están ajenos a nuestra cotidianidad. Económicos, familiares, de salud, desamor, o de amor, o de cantidad de situaciones que son parte de la vida misma. y que generan, preocupación, amargura y ansiedad.

Eso nos lleva a una pensadera que no deja conciliar el sueño. Hablas, planificas y diseñas soluciones tentativas haciendo más grande el problema y debilitando tu carácter y fe en Dios, cayendo redonditos en lo que quiere satanás que es que nos olvidemos de Dios y nos angustiemos pensando todo el tiempo en nuestro problema; que nos preocupemos, hablemos y razonemos en torno a la búsqueda de soluciones para así desesperarnos y llevarnos al fracaso.

Dios desea que pasemos más tiempo, orando, alabándole, consultándolo, pensando en él y en su palabra que nos da paz y tranquilidad. Como quien dice “Ocúpate de mis cosas que yo me ocupo de las tuyas” así como está escrito en su palabra.

A ratos uno se enfrasca tanto en el problema que deja de lado la verdadera solución. ¿Cuál es? Creerle a Dios y de corazón poner en sus manos nuestras necesidades. Ocuparse de ser su fiel amigo y no ignorarlo, él está esperando que le hablemos en comunión sincera.

Dios es tan cierto como el aire que aunque no lo vemos nos da la vida; y si dejamos de respirar pues morimos. Si le damos rienda suelta a nuestra mente, los instintos de la naturaleza humana se fortalecen en la ansiedad, la depresión, el famoso estrés, el insomnio y más. Y el espíritu se debilita abriendo puertas al ladrón que viene a matar, hurtar y destruir. El tipejo aquel entra con todo y parrandon la amargura, las quejas, el renegar y hasta violentar.

¿Qué hacer? Aprovechar los momentos de tribulación confiando plenamente en su palabra que dice “clama a mí y yo te responderé”. Se trata de no poner por encima de su poder al problema haciéndolo una atadura que no deja proseguir el camino. Cuanto más tiempo le dediquemos al problema más se alimenta y más poder tiene sobre nosotros.

Jesús dijo: "Vengan a mí, los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré, Carguen con mi Yugo y aprendan de mi, que soy tolerante y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su vida. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera".

Puede que digas huy sí, pero no tengo empleo y las deudas son las mismas y crecen, o muchas otras justificaciones. Hoy Dios te dice que creer es fe y esta es “ la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve? En Hebreos 11. 1.

Hay un Dios grande y maravilloso que no le cuesta nada solucionarte o concederte tus peticiones pero con un precio, y es el de dejarse enseñar, moldear y reprender. Dios a los que ama reprende y todo les ayuda a bien.

Olvídate de tus problemas por un momento, no hables mas de ellos. Ten comunión con dios y alábalo en la buena y la mala para que goces de la plenitud de una victoria a carta cabal.


Autor: paula Andrea Vega
www.levantatusmanos.blogspot.com

5 comentarios:

ARAUNAPEKA dijo...

Paula Holaaaaa, ya estoy de vuelta, vine para agradecer tus mensajes y tu apoyo. Ya me estaré poniéndo al día con lo que has publicado, todo se ve muy interesante. Ya me voy conectando a todo nuevamente, Gracias a Dios por todo.
Te dejo un abrazo enorme, Dios te siga dando toda la palabra que todos necesitamos. Bendiciones

diego dijo...

Yo busco cada día tener una comunión verdadera con el Señor.

que estes muy bien, bendixcs.

GuillermoZ0009 dijo...

Muy cierto Hermanita!

Muy buena tu reflexion, y me gusta mucho tambien su diseño.

Dios te Bendiga siempre

Paula Andrea dijo...

Hola querida Araunapeka.. que alegria tenerte de nuevo en la red... un abrazo y gracias por tu participación.. bendiciones mil...

Paula Andrea dijo...

Hola Duillermo pues me resta decir gracias por tu comentario y la gloria y honrra es para mi señor Jesucrsito...
bendiciones mil

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....