Artículo cristiano: Por eso de la semana santa y las justificaciones de otros...

martes, 24 de marzo de 2009 |


Jeremías 7, 16-18

"Tu pues no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración, ni me ruegues porque no te oíre. ¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego. Y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos para provocar mi ira”

Muchas personas queriendo creer en algo son clientes potenciales de altas esferas religiosas que orientan su fe a falsos santos canonizados por el propio hombre bajo un supuesto poder divino dado al "papa" por su representación de Dios en la tierra. Que fuerte, decir Dios en la tierra, representado a través de un hombre vestido de finos mantos y accesorios de oro, diamantes y piedras preciosas, además polémico.


La semana Santa, es propicia para la veneración y procesión alrededor de esculturas de yeso y estampitas de los santos intercesores para cada ocasión, y que Dios claramente rechaza no por la fe de los hombres sino por en donde la están cifrando guiados por fariseos. Muchas personas ofrendan sin reparos no sólo dinero sino sacrificios en su propio cuerpo flagelandose para ganar indulgencias o intercambiar favores que sólo pueden ser otorgados a través de la sangre preciosa de Jesucristo aceptandolo a él como el UNICO SEÑOR Y SALVADOR. No a través del dinero que limpie el pecado con obras de caridad, o la sangre derramada de las rodillas u esplada por autodestruirse, cuando el corazón está cargado de iniquidad y religiosidad.

Otro meollo es ver como la palabra de Dios que es clara manda no adorar estatuas, y sin embargo es permitido e impulsado este hecho con la justificación de que no adoran la imagen de yeso sino a lo que representa esa imagen (que ya es idolatría) le piden favores, las besan y les prometen cosas para ganar o alcanzar sus objetivos no importan cuales sean.


Dios es claro y dice que el único intercesor ante si mismo se llama JESUCRISTO el hijo de Dios, no hay otro, no hay santo , ni virgen o muerto que lo remplace. Por otro lado en ningún momento la biblia habla de santificar o canonizar a un hombre por ningún motivo.No adorar ídolos pero permitir imágenes es decir lo mismo pero diferente, es justificar la idolatría alrededor de imágenes hechas de yeso que no oyen, no hablan y no ven al igual que quienes la hicieron, además del negocio que gira alrededor de su comercialización, con velones, sahumerios y un sin fin de arandelas que son permitidas y aún vendidas desde los mismos templos. Juan Pablo II pidió perdón por los errores de la iglesia. Errores que siguen cometiendo. Éxodo 20 es claro, y a través de la biblia seguirás encontrando estas prohibiciones que el ser humano acoge de acuerdo a su libre albedrio.

Punto importante: hay que poner la mirada en Dios y en su palabra, es importante congregarse para fortalecer la vida espiritual tal como Dios lo manda pero ojo, que poner la vista en pastores o curas no es la solución a la fe, porque son tan humanos como cualquier cristiano y están hechos de carne y hueso. Eso no quiere decir anarquía espiritual, esto quiere decir claridad, si escuchemos pero no traguemos entero.


Mil bendiciones y si mi opinión agrede alguna suceptibilidad excusenme. Defiendo no mi fe, porque ella no tiene titulo sino la palabra de Dios que es clara y cortante como espada de dos filos.


Autor: Paula A. Vega.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

HUY FUERTE, PERO MUY CIERTO AMIGA PAULA
QUE BUEN TRABAJO TE FELICITO Y MUCHAS GRACIAS
POR TUS BONDADES Y AMABILIDAD
QUE DIOS PUES SIGA BENDICIENDO TU HOGAR Y QUE SU DESEO SE CUMPLA.... 3 JUAN 2

Publicar un comentario

Bienvenido. Sus comentarios son importantes, ayudan y fortalecen este espacio....